Celebraciones d eventos en bodegas

Vamos a explicar los cambios que se han producido en la ingesta de bebidas que contienen etanol desde hace unos años.

En el año mil novecientos sesenta y ocho sólo se tenía vino blanco o tinto en la mayoría de los mesones y casas, porque se producía a nivel local a la vez que incrementaba el consumo de una bebida hecha con granos de cebada.

Se bebían pocas cantidades de vermuth, ron, vodka, cava, licor, coñac, whisky, etc., ya que no se tenían en todos los bares e incluso el importe era excesivo puesto que eran de importación.

A lo largo de los años ochenta se toma menos vino blanco y tinto pero se incrementa la venta de malta, y por otra parte los muchachos y las muchachas empiezan a tomar vino, cerveza, ginebra, ron, whisky, vodka, etc. cuando llega el fin de semana. Estas variaciones intranquilizaban a los gobernantes de celebraciones de eventos, pero no excesivamente, debido a que los impuestos que recibían de cara a el consumo de alcohol paralizaban sus intentos de crear una normativa para de esta manera evitar que los muchachos y las muchachas tuvieran problemas con el alcohol.

En la época de nulo crecimiento se ha reducido la compra de botellas de coñac, ron, licor, vino, cava, ginebra, vodka y cerveza.

Un dato sorprendente, en concreto con los cócteles, es realmente que el gin en los últimos años se ingiere en mayores cantidades que otras bebidas con alcohol, abreviando la mezcla de la ginebra con la tónica está teniendo mucho éxito y también abundan pubs en los que hacen esta mezcla de ginebra con una bebida refrescante de sabor amargo y naturalmente tienen ginebras cítricas, florales, de enebro, especiadas y herbales.

Se inician en el consumo de sapphire con tónica en los entornos urbanos muchachas y muchachos con mucho carácter que quieren distinguirse del resto ingiriendo un coctel clásico pero que sin duda está muy de moda.

Hay ginebras de enebro, cítricas, herbales, florales y especiadas, el cambio de sabor va en función de si lleva angélica, romero, nuez verde, tomillo, hoja de oliva o canela.

Es evidente que en unos años las modas cambiarán y tendremos otra bebida como referente, y por supuesto tengan presente que ingerir the botanist  en celebraciones de empresa acompañado de tónica ha significado la búsqueda de el mejor sabor con el objetivo de proporcionar placer a las mujeres y hombres más delicados.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn